Soluciones de vacío seco para uso especial

Soluciones de vacío seco para uso especial

Los procesos de los hornos tales como la sinterización, la carburación o la nitrocarburación plantean grandes retos para las bombas de vacío utilizadas. Durante estos procesos, se desprenden vapores o partículas, algunos de los cuales se condensan en el interior de la bomba y pueden provocar una gran contaminación o incluso la acumulación de depósitos.
Las bombas selladas con aceite eliminan estos contaminantes, pero funcionan de forma poco fiable y requieren un mantenimiento frecuente o incluso una revisión por parte del departamento de servicio.
El uso de bombas de vacío de compresión en seco ofrece una alternativa rentable. En función del proceso, los vapores simplemente se descargan o la acumulación de capas en la etapa de compresión es tan lenta que se puede eliminar mediante una limpieza.
Para esta aplicación, la mejor opción es una bomba de tornillo con refrigeración interna del rotor y diseño de rodamiento en voladizo. En este caso, la acumulación de depósitos se reduce debido a las moderadas temperaturas internas y el usuario tiene la posibilidad de limpiar la etapa de compresión si fuera necesario.

Ejemplo de usuario:
Sinterización de herramientas de corte de carburo de tungsteno. Durante la separación, los vapores del polímero aglutinante fisurado (frecuentemente PEG, polietilenglicol) entran en la bomba y se condensan parcialmente en la fase de compresión.

Las bombas selladas con aceite no funcionan de manera fiable y requieren un mantenimiento y servicio muy frecuentes. Con el tiempo, incluso en bombas de compresión en seco se forman depósitos en la etapa de compresión y se requiere una limpieza.

Solución:
El sistema de bombeo RUTA con la línea de bombeo de tornillo de compresión en seco SCREWLINE. Debido a los rotores refrigerados internamente, la SCREWLINE solo genera una temperatura de compresión moderadamente caliente. Esto, en comparación con las bombas de tornillo estándar que normalmente son muy calientes, reduce significativamente la acumulación de vapores de polímero fisurado que entran en la bomba y reduce la formación de depósitos en el rotor y en el estator. Los intervalos de limpieza necesarios se alargan al máximo.
La eliminación de depósitos con polietilenglicol se puede realizar mediante un proceso dinámico de barrido con agua. Si se utilizan polímeros como el polipropileno o el poliestireno, se pueden utilizar otros agentes de limpieza para obtener un mejor resultado. Debido al diseño de rotor en voladizo, el operador de la planta también puede realizar regularmente limpiezas manuales de la cámara de la bomba SCREWLINE para eliminar los depósitos del proceso.
Si se colocan ceras de parafina como aglomerantes, la SCREWLINE es todavía más excepcional. Las ceras de parafina se evaporan y condensan sin descomposición térmica. Si dichos vapores entran en la SCREWLINE, las temperaturas internas de la bomba se encuentran exactamente en el rango en el que las ceras se condensan sin agrietarse. El condensado se descarga de la bomba en la fase líquida. También se puede volver a arrancar la bomba sin problemas después de enfriarse. Los vapores del aglomerante de parafina no requieren mayor mantenimiento.