Los sistemas de vacío mecánicos son sistemas resistentes, fiables y de alto rendimiento para un funcionamiento eficaz de la desgasificación del PET. Las bombas mecánicas secas utilizadas en el sistema son totalmente fiables y garantizan una larga vida de la bomba y del sistema.

Al aumentar la conciencia ambiental y por consiguiente el mayor uso de PET reciclado, se genera un aumento de las demandas de los sistemas de vacío.

Por supuesto el bombeo de los vapores condensables y el alto contenido de agua no deberían provocar un mantenimiento excesivo. Por lo tanto, utilizamos bombas secas con una cámara de bombeo exenta de aceite. La bomba de tornillo seleccionada funciona con refrigeración del rotor interno para un perfil de temperatura moderada y homogénea, lo que ralentiza el desarrollo de las capas. Mediante la inyección de aceite adicional, que se puede adaptar al proceso, podemos lograr mayores tiempos de funcionamiento.

Con la ayuda del control inteligente, los separadores ascendentes y descendentes del sistema y el uso de bombas estándares en diferentes combinaciones, podemos también responder a las mayores demandas de un modo económico. Para la selección de la bomba, nuestros clientes destacaron la importancia de ser capaces de realizar la limpieza ellos mismos. El uso de bombas de vacío delanteras secas con una cámara de succión extraíble asegura que sea intuitivo para el usuario final.