El modo en el que se trata previamente el aceite mineral y sus compuestos es decisivo según las aplicaciones para las que se hayan adaptado. Dependiendo de la distribución de los hidrocarburos y del dominio de ciertas propiedades, los aceites minerales están agrupados de acuerdo con una base de parafina, nafténicos y aromáticos. Con el objetivo de alcanzar presiones finales especialmente bajas, los aceites minerales deben seleccionarse basándose en una fracción dura.

La resistencia térmica y química de los aceites minerales es adecuada en la mayoría de las aplicaciones. Proporcionan un alto nivel de compatibilidad con los elastómeros y resistencia a la hidrólisis.

 

  • LEYBONOL LVO 1xx

    Aceite mineral

    más