Oerlikon Leybold Vacuum mejora la productividad en el tratamiento térmico y la metalurgia con modernos sistemas de vacío

Las innovaciones en la tecnología de vacío proporcionan una importante contribución a la productividad en el tratamiento térmico y en la construcción de hornos, así como en la metalurgia secundaria. Los sistemas modernos cumplen con varios requisitos con el fin de ahorrar energía durante la producción de acero de alta calidad y para garantizar de forma fiable el nivel de vacío necesario. Los sistemas de vacío especialmente diseñados de Oerlikon Leybold Vacuum se presentarán en METEC / THERMPROCESS, en Düsseldorf, del 16 al 20 de junio.

Eficacia energética y resistencia para el tratamiento térmico

En la búsqueda de posibilidades de eficacia energética, los fabricantes de las plantas de tratamiento térmico cada vez tienen más en cuenta el valor de los sistemas de vacío modernos. Durante mucho tiempo, la máxima prioridad eran un funcionamiento sin problemas y una producción fiable del nivel de vacío requerido. Además de cumplir con estas demandas, los fabricantes como Oerlikon Leybold Vacuum han trabajado de forma constante e intensiva en la mejora de la eficacia energética de sus soluciones de vacío consiguiendo buenos resultados.

En el momento de desarrollar modernas bombas de vacío de tornillo, hemos considerado la reducción del consumo de energía como algo prioritario y actualmente están casi al mismo nivel que las bombas a paletas rotativas exentas de aceite o las bombas de pistón rotatorio.
La mayoría de las bombas de la clase 600 m3/h necesitan una presión operativa del horno típica por debajo de 1 mbar y una salida de aproximadamente 10 kW. Aquí es donde las bombas de tornillo de la serie DRYVAC de Oerlikon Leybold Vacuum consiguen un balance energético más bajo con un rendimiento fiable, debido a un diseño del rotor optimizado, un concepto de accionamiento innovador y la instalación de un convertidor de frecuencias perfectamente adaptado.

El consumo energético de DRYVAC DV650 establece nuevos estándares en el consumo de energía de las bombas de respaldo, además equivale a solo 6,9 kW a 1 mbar y por consiguiente está incluso por debajo de una bomba a paletas rotativa similar. El convertidor de frecuencias integrado proporciona un ahorro energético adicional y un mayor control del proceso. Muchos pasos del proceso no requieren la velocidad máxima de bombeo, especialmente cuando se trabaja en relaciones de presión más difíciles, como las que tienen lugar durante la carburación.

En las aplicaciones de prevacío, las bombas de tornillo de compresión seca se han puesto a prueba incluso en condiciones muy difíciles. Proporcionan un nivel más alto de resistencia e insensibilidad al polvo, a las partículas y a los vapores con un coste de mantenimiento considerablemente inferior.

Además de conseguir un ahorro energético al utilizar bombas de vacío de tornillo, se consiguen oportunidades similares cuando se usan bombas base modernas o con un funcionamiento optimizado de las bombas a paletas rotativas. Además, Oerlikon Leybold Vacuum ha mejorado la tecnología de la bomba de difusión establecida y ha creado una unidad de control de energía moderna y actualizada que ofrece una disminución de hasta un 30 % en la demanda de energía de este tipo de bombas.

Estos desarrollos influyen en la eficacia de los hornos industriales modernos: con los sistemas de vacío optimizados, la eficacia será mucho más alta en comparación con los hornos más antiguos.
Actualmente, un usuario debería evaluar todas las opciones que surgen gracias a la tecnología moderna e innovadora. El consumo de energía del sistema de prevacío solo representa una pequeña parte de todo el consumo energético del horno de vacío. Sin embargo, a lo largo de toda la vida útil del horno de vacío, el ahorro económico puede ser significativo y la inversión tiene sentido.

Sistemas de vacío modulares para la metalurgia secundaria

En la desgasificación del acero moderna se usan sistemas de bombeo mecánicos e innovadores en lugar de sistemas eyectores de vapor de alta demanda energética. Permiten a los operarios reducir los gastos de funcionamiento y las emisiones.

El concepto modular de las bombas Oerlikon Leybold para la tecnología de vacío en los sistemas de desgasificación del acero ha demostrado su valía: los clientes como Siemens Metals Technologies e Inteco encargaron sistemas de vacío mecánicos para plantas de desgasificación del acero, por ejemplo, para usuarios finales de México y China. Con el fin de satisfacer las crecientes demandas para la protección contra explosiones, algunos de estos proyectos han sido entregados con módulos de desgasificación con certificado ATEX.

En los módulos, Oerlikon Leybold Vacuum solo usa dos tipos de bombas de vacío distintos, ambos fueron desarrollados internamente y fabricados en la planta de Colonia en grandes cantidades para ser usados también en otras aplicaciones. Son principalmente la bomba base RUVAC WH7000 y la bomba de vacío de tornillo DRYVAC DV1200. Las dos bombas son las versiones más avanzadas de sus tipos de bombas, optimizadas para ser usadas en aplicaciones exigentes. La utilización de solo dos tipos de bombas que se pueden conseguir rápidamente en todo el mundo simplifica el servicio y el almacenamiento de los recambios para el cliente final.

La tecnología de bombeo moderna es resistente, fiable y respetuosa con el medio ambiente al reducir los gastos de funcionamiento. De este modo, los sistemas se adaptan perfectamente a las crecientes exigencias de los fabricantes de acero para producir acero de alta calidad con menos emisiones y con un ojo puesto sobre los gastos.