Ahorro de energía con las soluciones de vacío optimizadas para la cocina al vacío y el secado por congelación

Oerlikon Leybold Vacuum presenta soluciones de vacío para el procesamiento de alimentos en CFIA Rennes (Francia) y ANUGA Foodtec (Alemania). Oerlikon Leybold Vacuum abastece la industria del procesamiento de alimentos con soluciones de vacío avanzadas. Aparte de las aplicaciones para el envasado de alimentos, otras aplicaciones en el ámbito de la alimentación están tomando impulso, incluyendo la cocina al vacío y el secado por congelación, que actualmente requieren un enfoque mejorado en soluciones de vacío rápidas y energéticamente eficaces y que están reemplazando equipos antiguos y de mantenimiento complejo en las plantas de procesamiento de alimentos más antiguas.

A partir de 2005, Oerlikon Leybold Vacuum recibió un gran encargo por parte de un fabricante de equipos suizo. Se trata de una empresa líder mundial en la tecnología alimentaria que desarrolló varios métodos de procesamiento de alimentos en vacío, proporcionando mejoras sustanciales en la calidad del producto y el proceso. Los modelos de bombas fabricados por Oerlikon Leybold Vacuum se implementarán en el sistema de secado por congelación de un proveedor alemán que produce veinte toneladas de café soluble por día.

Las bombas de vacío modernas, con su diseño muy compacto, su eficacia y la posibilidad de usar un convertidor de frecuencias externo como la serie RUVAC WH, cumple con los requisitos del cliente en un grado extremadamente alto. Por ejemplo, estas bombas pueden integrarse en un sistema de secado por congelación actual lo que produce un ahorro considerable en los costes energéticos. Al mismo tiempo, estas bombas ofrecen una mayor velocidad de bombeo que proporcionará al cliente una mejora necesaria en su producción y una mayor flexibilidad.

Otros procesos de fabricación del procesamiento de alimentos también sacan partido de los beneficios que conlleva aplicar la tecnología de vacío moderna, como se puede comprobar en el acondicionamiento de vacío de las panaderías industriales. Aquí se aplican principios físicos sencillos. A presión atmosférica, el agua hierve a 100 ° C. Si se reduce la presión atmosférica, también se reduce el punto de ebullición. Si la presión está en 42 mbar, el agua ya se evapora a 30 °C, la energía necesaria para la cocción se desprende del producto horneado que todavía está caliente. Si los elementos horneados se someten al enfriamiento por vacío, esto se lleva a cabo en 2-6 minutos, con la extracción estable del contenido de agua evitando una posible condensación, la llamada gelatinización dentro del producto.

Esta tecnología de horneado basada en el vacío ofrece beneficios para los fabricantes de la planta, los productores, los panaderos y los consumidores. Mientras el cliente puede comprar productos perfectamente horneados en cualquier momento, los canales de fabricación y distribución ahorran dinero puesto que es posible reducir significativamente los gastos en logística y emisiones de la planta y en la racionalización de la economía de trabajo. Dependiendo del diseño de la planta, las reducciones de los gastos pueden alcanzar un 50 %.

La tecnología de vacío con soluciones de bombeo modernas proporcionan por lo tanto una aumento significativo de la calidad y la productividad y resalta el potencial de mejora por lo que respecta al tiempo de producción, la infraestructura, los recursos humanos, los gastos de logística, la materia prima y el consumo de energía.

La fiabilidad probada de las múltiples combinaciones de las bombas SOGEVAC y RUVAC exentas de aceite con las bombas DRYVAC de compresión secas junto con un concepto técnico actualizado garantizarán una estabilidad optimizada del proceso.