Revestimientos ópticos

Los revestimientos ópticos deben mejorar las propiedades de reflexión o de transmisión de los sistemas ópticos como los filtros, las lentes, los cristales de las gafas o los espejos. Los revestimientos ópticos habituales están compuestos por varias capas de una fina película con el fin de conseguir revestimientos conductores antirreflectantes (por ejemplo, los lentes de las gafas), de alta reflexión (por ejemplo, los filtros) o transparentes. Se fabrican mediante modernos procesos de erosión o evaporación.